Derechos Reservados

Al ser esta mi obra intelectual, he cuidado de protegerla con apego al ordenamiento establecido en los tratados internacionales administrados por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), de tal suerte que la propiedad intelectual sobre el contenido de este WebLog es única y exclusivamente de mi propiedad. Para lo cual, entre otros medios, se encuentra protegido por registros en Safe Creative.

Safe Creative #1407160129685

 

De igual manera, se reconoce y respetan los derechos y propiedades que 3eros puedan tener sobre marcas, imágenes, y textos u obras, utilizadas de forma directa o referenciadas a lo largo del contenido de este WebLog.


La obra intelectual es la “expresión personal perceptible, original y novedosa de la inteligencia, resultado de la actividad del espíritu, que tenga individualidad, que sea completa y unitaria; que represente o signifique algo, que sea una creación integral susceptible de ser divulgada o reproducida por cualquier medio o procedimiento.”


 El Derecho de Autor es reconocido como uno de los derechos básicos de la persona en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 27 establece que: “Toda persona tiene derecho a formar parte libremente en la cultura de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el proceso científico y en los beneficios que él resulten. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y patrimoniales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”.

Estos derechos son precisados en el texto de la Ley. En este sentido, el artículo 1°, parágrafo 1, del Convenio de Berna:

Artículo Primero. Los términos “obras literarias y artísticas” comprenden todas las producciones en el campo literario, científico y artístico, cualquiera que sea el modo o forma de expresión, tales como los libros, folletos y otros escritos; las conferencias, alocuciones, sermones y otras obras de la misma naturaleza; las obras dramáticas o dramático-musicales; las obras coreográficas y las pantomimas; las composiciones musicales con o sin letra; las obras cinematográficas, a las cuales se asimilan las obras expresadas pro procedimiento análogo a la cinematografía; las obras de dibujo, pintura, arquitectura, escultura, grabado, litografía; las obras fotográficas a las cuales se asimilan las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía, las obras de artes aplicadas; las ilustraciones, mapas, planos, croquis y obras plásticas relativos a la geografía , a la topografía, a la arquitectura o a las ciencias…

La enunciación que se hace de los tipos de obras, en el artículo 13 de la Ley Federal del Derecho de Autor, no es de ningún modo limitativa, pues contravendría el principio de protección universal de las obras del ingenio humano que se consagra en los instrumentos internacionales de los que México es parte. (Ver: Tratados administrados por la OMPI: Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor, http://ob.tener.me/1vqGyie)

Esta relación se amplía en la medida que existen nuevas producciones intelectuales que combinan medios, o que se expresan en formas novedosas, pero que comparten esencialmente las características de ser obras originales – o derivadas – que conforman la creación y la fijación en un medio material que impacte los sentidos del hombre. Entre ellos, los WebLogs.


 La naturaleza jurídica de los derechos de autor, obedece a un elemento sustancial, que es la relación que guarda el autor con su obra, que no se puede ser transferida, es perpetua, inalienable, indestructible e imprescriptible.